Bullying - Acoso escolar o infantil - CENTRO DE HIPNOSIS

El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño, por parte de otro u otros, que presentan un comportamiento cruel hacia él, con el objetivo de someterlo y asustarlo. El bullying implica burlas, agresión o exclusión de una víctima.

Tipos de acoso escolar

  • Físico que se refiere a empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Pequeñas acciones insignificantes pero que ejercen presión sobre el individuo al hacerse de forma reiterada. Se da con más frecuencia en Primaria que en Secundaria.
  • Verbal, que es el más habitual. Insultos y golpes principalmente. También menosprecios en público, resaltar defectos físicos.
  • Psicológico, que mina la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.
  • Social que pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros. Marginando e ignorando su presencia.

Los niños “bully” se caracterizan por los siguientes factores

  • Agresivo y fuerte impulsividad.
  • Percepción errónea de la intencionalidad de los demás: siempre de conflicto y agresión hacia él.
  • Sin sentimiento de culpabilidad (“el otro se lo merece”).
  • Carencia de fuertes lazos familiares.

Los niños “bulleados” o víctimas de acoso escolar, suelen presentar las siguientes características

  • Insegura: Baja autoestima (causa y consecuencia del acoso).
  • Alto nivel de ansiedad.
  • Débiles, sumisos, introvertidos, tímidos.
  • Con dificultad para establecer y desarrollar habilidades sociales. Casi no tiene amigos y generalmente está solo.
  • Sobreprotección familiar.

Consecuencias graves para la víctima

Recordemos también, que, no debemos dejar pasar este problema como algo normal en la niñez. Éste, se puede prevenir y corregir.
Si el problema de acoso escolar no es tratado a tiempo, puede traer consigo infinidad de consecuencias graves para la víctima como:

  • Fracaso y dificultades escolares.
  • Problemas de autoestima.
  • Cuadros depresivos.
  • Intentos de suicidio.
  • Baja expectativa de logro.
  • Estado de “desesperanza”.

SOLUCIONES

A continuación te presentamos algunas soluciones, para tratar de resolver el “bullying”-

  • Hay que convencer a la víctima a que recurra a la ayuda de sus padres y profesores y denunciar cuanto antes esta situación.
  • Si el acosado no quiere colaborar en solucionar el problema se vuelve más difícil.
  • Para ayudarlo, necesita saber que puede contar con la ayuda de los mayores en cualquier momento, y así, ir recuperando la confianza y poder superar esta situación. Para que esto funcione de mejor manera, es indispensable el apoyo y la amistad de amigos, familia y maestros, es decir personas que de primera mano conocen su caso. No es bueno que personas ajenas al niño intenten apoyar, ya que no hay que olvidar que para él es una vergüenza, y una debilidad de la cual muchas veces no está orgulloso.
  • Informe al Director o Coordinador de la escuela cualquier incidente de abuso o intimidación, incluso si su hijo(a) ha participado en esos comportamientos. Esto les enseñará a ser responsables de su propio comportamiento.
  • Busque ayuda de afuera. El comportamiento de abuso o intimidación requiere un abordaje integral. El psicólogo o consejero puede ofrecer más sugerencias o trabajar con su hijo(a) para desarrollar nuevas habilidades emocionales y sociales.
  • Hable calmadamente con su hijo(a) sobre las razones de participar en dichos comportamientos.
  • Puede estar experimentando dificultades sociales o emocionales difíciles de manejar. En tal caso, podemos ayudarle a usted como padre a que conozca nuevas técnicas para la mejor comunicación con su hijo.
  • Algunos niños pueden sentirse presionados a participar en comportamientos abusivos para formar parte de ciertos grupos o para evitar ser abusados o intimidados. En estos casos, debe siempre estar atento como padre a las actividades del menor, sobre todo en el control de las redes sociales.
  • Es importante saber cómo explicar a su hijo(a) porqué es inaceptable el comportamiento abusivo. Para ello debe informarse cómo hacerlo.
  • Enseñe a su niño algunas alternativas para el comportamiento agresivo; como pedir ayuda, respetar a otros y mostrar tolerancia hacia aquellos que son diferentes.
  • Alabe a su niño por usar otros comportamientos apropiados.
  • Para evitar que un niño o niña sea quien genere bullying frente a los demás menores es importante que los padres le ayuden a reconocer sus propias debilidades y a respetar las de los otros, aceptándolas como parte de la diversidad.

Educar a los niños de hoy y no tendremos que castigar a los hombres del mañana.

Terapias indicadas

A continuación le mostramos las terapias posibles que podremos utilizar en este caso, de forma individual o combinada.

Póngase en contacto con CENTRO DE HIPNOSIS.
Contamos con una AMPLIA EXPERIENCIA en este tipo de escenario.